Saltar al contenido
Electrónica Online

¿Cómo Funciona la Tecnología Plug and Play?

Tecnologia Plug and Play

La mayoría de nosotros damos por hecho poder conectar un mouse u otro componente y hacer que funcione de inmediato. Pero no siempre fue así. Hoy en día se puede extraer la tarjeta gráfica de una PC de escritorio, cambiarla por un modelo compatible y nuevo, encender el sistema y utilizarlo todo con normalidad. Hace décadas, este proceso podía llevar horas.

La compatibilidad moderna es posible gracias al desarrollo y la implantación generalizada de la tecnología Plug and Play (PnP).

¿Qué es Plug and Play?

Plug and Play —no confundir con Universal Plug and Play (UPnP)— es un conjunto de estándares de sistemas operativos que permiten la conectividad del hardware mediante la detección y configuración automática de dispositivos.

Antes del Plug and Play, los usuarios tenían que cambiar manualmente complejas configuraciones (por ejemplo, interruptores DIP, jumper blocks, direcciones de E/S, IRQ y DMA) para que el hardware funcionara correctamente.

Dicha configuración manual es la opción alternativa con la funcionalidad Plug and Play. Se puede recurrir a ella cuando un dispositivo no se reconoce o no se activa automáticamente.

Historia del Plug and Play

Si solías construir sistemas informáticos desde cero en casa, puede que recuerdes lo desafiante que podían ser estas pruebas. No era raro que los tinkerers dedicaran fines de semana enteros a instalar el hardware, cargar el firmware o el software, configurar el hardware y la BIOS, reiniciar y solucionar problemas. Todo eso cambió con la llegada de Plug and Play.

Plug and Play se convirtió en una característica de uso generalizado tras su introducción en el sistema operativo Microsoft Windows 95. A pesar de que se utilizó una tecnología similar en sistemas operativos anteriores, como los primeros Mac OS y Linux, el rápido crecimiento de los ordenadores basados en Windows hizo que el término Plug and Play fuera universal.

Al principio, Plug and Play no era perfecto. Los fallos ocasionales de los dispositivos a la hora de auto-configurarse de forma fiable dieron lugar al término Plug and Pray. Con el tiempo, se impusieron los estándares de la industria y los códigos de identificación integrados, lo que permitió al hardware identificar e incorporar mejor los componentes. Con el tiempo, los nuevos sistemas operativos solucionaron problemas comunes, lo que dio lugar a una experiencia de usuario mejorada y simplificada.

Uso del Plug and Play

Para que el Plug and Play funcione, un sistema debe tener una compatibilidad triple entre el sistema operativo, la BIOS y el componente Plug and Play.

Lo bueno de Plug and Play es que todo eso debería ser invisible para ti como usuario. Simplemente conectas un nuevo dispositivo y empieza a funcionar. El sistema operativo detecta automáticamente el cambio, y el sistema examina la información del nuevo hardware para ver de qué se trata. Una vez identificado el tipo de hardware, el sistema carga el software adecuado (llamado driver de dispositivo) para hacerlo funcionar. A continuación, asigna recursos, resuelve conflictos, configura los ajustes y notifica a otros drivers o aplicaciones el nuevo dispositivo para que todo funcione en conjunto. Todo esto se hace con una participación mínima del usuario, si es que hay alguna.

Algunos equipos, como los ratones y teclados, pueden ser totalmente funcionales a través de Plug and Play. Otros, como las tarjetas de sonido y las tarjetas gráficas de vídeo, requieren la instalación del software incluido en el producto para completar la autoconfiguración. Esto suele implicar unos cuantos clics para iniciar el proceso de instalación, seguidos de una espera moderada para que finalice.

Algunas interfaces Plug and Play, como la PCI y la PCI Express, requieren que el ordenador esté apagado antes de ser añadido o retirado. Otras interfaces Plug and Play, como la PC Card (que suele encontrarse en los ordenadores portátiles), la ExpressCard (que también suele encontrarse en los ordenadores portátiles), el USB, el HDMI, el Firewire (IEEE 1394) y el Thunderbolt, permiten añadir y retirar dispositivos mientras el sistema está en funcionamiento, lo que suele denominarse intercambio en caliente.

La regla general para los componentes Plug and Play internos es que un componente debe ser instalado o retirado sólo cuando el ordenador está apagado. Los dispositivos Plug and Play externos pueden instalarse o retirarse en cualquier momento. Se recomienda utilizar la función Safely Remove Hardware del sistema (Eject en dispositivos macOS y Linux) cuando se desconecte un dispositivo externo mientras el ordenador está encendido.

¿Te ha resultado útil esta información?